MANTENIMIENTO DEL TURBO

MANTENIMIENTO DEL TURBO

MANTENIMIENTO DEL TURBO

¡CUIDE LA VIDA DE SU TURBO!

Debido a las altas solicitaciones térmicas y mecánicas a las que está sometido un turbo es imprescindible
realizar una serie de actuaciones en el motor para evitar averías en el sobrealimentador.

Estas se pueden resumir:

- Evitar arranques en frío bruscos, ya que la presión de aceite de funcionamiento normal tarda en alcanzarse un breve espacio de tiempo.

- Después de largos recorridos, dejar en ralentí el vehículo durante aproximadamente 2 minutos, para disminuir la temperatura del turbo.

- Reducir la carga del vehículo momentos previos a la parada del mismo con objeto de refrigerar los puntos más calientes.

- Sustituir el aceite y filtro en los tiempos establecidos por el fabricante para evitar la formación y acumulación de residuos en el aceite. Se recomienda la utilización de aceites sintéticos que mejoran la refrigeración y lubricación.

- Cualquier manipulación sobre el sobrealimentador debe ser producida por personal cualificado.